Las flores de Bach es una terapia natural, vibracional o energética, y deben su nombre a la persona que desarrolló este sistema floral, el doctor Edward Bach.

Existe alguna confusión sobre este sistema terapéutico, mucha desinformación y algunos prejuicios derivados de su base filosófica, lo que hace que las flores de Bach, quizás, esté siendo infrautilizada.

En un principio sería interesante dejar claro que las flores de Bach es una terapia natural como lo puede ser la homeopatía, la fitoterapia o la aromaterapia, aunque con una base de actuación distinta. No se trata de algo místico, mágico ni esotérico, se trata de una terapia natural vibracional y holística, es decir, que se tiene en cuenta al ser humano como un todo en el que se relacionan las pautas emocionales o mentales con determinados síntomas o enfermedades físicas.